Nuestro Blog

¿Algunas llaves no pueden duplicarse?

La seguridad del hogar y las pertenencias siempre ha sido, a lo largo de la historia, una industria muy demandante. Todos queremos proteger nuestros bienes materiales y a nuestros seres queridos de posibles ladrones e intrusos que puedan entrar a nuestros hogares.

La verdad es que para conseguirlo sólo debemos estar bien preparados y contar con un sistema de seguridad óptimo que pueda prevenir posibles ataques.

¿Existen llaves que no puedan duplicarse?

Hay dos respuestas para esto. Sí y también no.
Ningún tipo de llave es única, por lo cual todas se pueden copiar. Sin embargo, esto no significa que cualquier persona pueda hacerlo.

Aunque la mayoría de las llaves pueden duplicarse sin mayor problema, tomándole a un cerrajero unos cinco o diez minutos tener una copia de cualquiera de estas llaves, también existen unas llaves que son mucho más complejas de duplicar.

Hay llaves que al comprarlas se obtiene una tarjeta, con la cual se podrá llevar a cabo la reproducción de las llaves en cualquier caso necesario. Asimismo, hay empresas que se han encargado de que sólo ellas puedan duplicar las llaves que fabrican.
Esta última opción es la más segura, y es que en caso de que un ladrón quiera duplicar tus llaves no lo podrá hacer sin hacerse pasar por ti ante la empresa que fabrica las llaves.

¿Cómo es el futuro de las llaves tradicionales?

La mayor parte de la población no tiene idea de si sus llaves son simples o de seguridad, existe esta creencia entre los españoles de que al ser una llave plana con distintos agujeros se trata de una llave de seguridad especial.

La verdad es que no, muchas de las llaves que creemos ser de alta calidad son fácilmente replicables, y aún más, las cerraduras que usan estas llaves son fácilmente destrabadas con métodos no tan complejos. Sin embargo, existe un futuro para las llaves mecánicas, debido a que las patentes anti-copias siguen creciendo, lo que permitirá que cada vez sean mejores, y se conviertan en artefactos más y más útiles en el futuro informático.

¿Se pueden copiar las llaves digitales?

La industria de la cerrajería, como casi todas las otras, está siendo revolucionada por las nuevas tecnologías. Cada vez aumenta el número de personas que cuentan con cerraduras electrónicas tanto en hogares como en pequeños negocios.

Sin embargo, como es posible pasar la seguridad que ofrece una cerradura tradicional, es posible penetrar una cerradura digital, y es que la tecnología con la que cuentan los ladrones versados en seguridad informática puede ser incluso más sofisticada que la tecnología que manejan los fabricantes de estas llaves digitales.

De esta manera, sigue siendo más seguro contar con una cerradura tradicional, de alta fiabilidad, que con una cerradura digital.

Siempre es recomendable tener a un cerrajero de confianza que sea profesional y que pueda hacer un estudio de las necesidades de seguridad que se tienen en el inmueble para poder elegir la mejor combinación de llaves y cerraduras a instalar.

¿Es posible cambiar la cerradura de tu puerta blindada o añadir una nueva?

El número de personas que son conscientes de su seguridad personal y que desean tomar medidas en el asunto en mayor cada año, dentro de esto podemos incluir las personas que gustan de mejorar la seguridad de sus hogares. De esta manera pasaremos a analizar la posibilidad y viabilidad de una cerradura añadida en una puerta blindada.

¿Se puede añadir una cerradura en una puerta blindada?

La respuesta es sencilla: sí puedes.
Esta operación se puede realizar, pero no es algo muy recomendado, y es que sólo incrementará tu sensación de seguridad, más no la verdadera seguridad.

Al hacer esto se puede debilitar la cerradura principal, lo que haría que en vez de mejorar tu sistema lo hagas más propenso a robos y hurtos.

¿Y un cerrojo?

No es nada recomendable instalar un cerrojo en una de estas puertas, porque la seguridad de estos no será ni cercana a la cerradura que venga originalmente con estas puertas blindadas. Aunque un cerrojo pueda evitar algún robo, no es necesario, porque la buena utilización de tu cerradura especializada en una puerta blindada es más que suficiente.

Un cerrojo suele tener partes huecas en el interior, sin puntos de anclaje, lo que hará que sus tornillos puedan ser rotos fácilmente, y esto solamente logrará debilitar tu instalación original.

Por otro lado, cuando un ladrón ve una puerta de este estilo pierde casi toda esperanza de entrar a robar. Sólo un criminal con mucha experiencia y confianza puede llegar a penetrar una puerta de este calibre, y si logra hacerlo, un cerrojo no será obstáculo suficiente para detenerlo.

Entonces ¿Qué debería hacer?

Confiar en tu sistema principal de seguridad, una puerta blindada, montada sobre un marco resistente y que cuente con una cerradura altamente confiable es la mejor protección que puedes tener. Aunque no sea un sistema 100% infalible debes recordar que tal sistema simplemente no existe.
En todo caso, si quieres sentirte más seguro o segura en casa, puedes pensar en reforzar la seguridad de las ventanas y otros puntos de acceso potenciales, en lugar de querer reforzar una puerta blindada.

¿Cuál es el tipo de puerta más segura?

Existen en la actualidad muchísimos tipos de puertas entre los cuales elegir, pero en realidad, podemos resumir todo el mercado en 4 grupos o clases principales.

Puertas Huecas: Estas son las puertas de toda la vida, que se encuentran en la mayoría de los hogares españoles. Puede decirse que también son las menos seguras del mercado, aunque también son las más económicas.

Puertas blindadas: estás son mucho más seguras que las anteriores, estando un paso más allá, eso sí, son más costosas también. Su ventaja principal es que son fabricadas con diferentes placas, bien de acero o acero inoxidable. Claro que existe un problema, y es que, aunque esta puerta es realmente resistente, no hay buenos marcos de madera para empotrarla y esto permite que los ladrones puedan explotar los problemas de los marcos, sin tener que molestarse por romper la puerta. Eso sí, acompañada de un marco especial y una cerradura de alto calibre, puede ser una opción increíblemente segura.

Acorazadas: estas puertas son de las más seguras en el mercado, siendo las que más se recomiendan para instalar en los hogares y oficinas puesto que visualmente son como las puertas huecas, pero tienen placas metálicas en su interior que le aportan un extra de resistencia. Asimismo, con una buena cerradura y un marco de calidad, podrá convertir cualquier inmueble en un fortín.

Las puertas de seguridad: en los momentos son las más seguras del mercado, son como una versión mejorada de las acorazadas, que tienen además unos cierres virtualmente imposibles de penetrar.

Cómo mejorar la seguridad de cualquier puerta.

Usualmente las personas optan por instalar varias cerraduras, e incluso un par de cerraduras acompañadas por algún cerrojo en su hogar, pero por suerte, han desarrollado un estilo de cerraduras que hacen la vida de los fanáticos de la seguridad mucho más sencilla.

Hablamos de las cerraduras invisibles, las cuales son de fácil instalación y pueden adaptarse a cualquier tipo de puertas, sin importar su estilo. La principal ventaja que ofrecen estas cerraduras es que los ladrones no tendrán ni idea de que está instalada, por lo cual podrían frustrarse en el intento de entrar al inmueble.

¿Cuál cerradura debería instalar?

Siempre intenta buscar la seguridad máxima, sin fijarte mucho en el precio, puesto que tener un buen presupuesto destinado a la seguridad de tu hogar o negocio puede ahorrarte muchísimo dinero en el futuro y también muchos dolores de cabeza.

Intenta instalar siempre, aunque sea, una cerradura con un sistema antibumping, y si se puede, una cerradura más avanzada. Lo mejor que puedes hacer es contratar a un cerrajero que sea profesional y que pueda aconsejarte la cerradura que mejor se ajusta a tus necesidades.

¿Las puertas huecas incrementan el riesgo de robo?

No necesariamente, las posibilidades de que te roben serán las mismas con cualquier tipo de protección que tengas.
Eso sí, las posibilidades de frustrar el intento de robo serán mucho menores si tienes una de estas puertas, aunque no deberías preocuparte tanto. En realidad, deberías distribuir el presupuesto que tengas entre una buena puerta y una buena cerradura, porque de nada sirve contar con una puerta acorazada y no tener sino una cerradura de un cilindro y sin sistema antibumping que pueda ser fácilmente abierta.