¿Cuál es el tipo de puerta más segura?

Existen en la actualidad muchísimos tipos de puertas entre los cuales elegir, pero en realidad, podemos resumir todo el mercado en 4 grupos o clases principales.

Puertas Huecas: Estas son las puertas de toda la vida, que se encuentran en la mayoría de los hogares españoles. Puede decirse que también son las menos seguras del mercado, aunque también son las más económicas.

Puertas blindadas: estás son mucho más seguras que las anteriores, estando un paso más allá, eso sí, son más costosas también. Su ventaja principal es que son fabricadas con diferentes placas, bien de acero o acero inoxidable. Claro que existe un problema, y es que, aunque esta puerta es realmente resistente, no hay buenos marcos de madera para empotrarla y esto permite que los ladrones puedan explotar los problemas de los marcos, sin tener que molestarse por romper la puerta. Eso sí, acompañada de un marco especial y una cerradura de alto calibre, puede ser una opción increíblemente segura.

Acorazadas: estas puertas son de las más seguras en el mercado, siendo las que más se recomiendan para instalar en los hogares y oficinas puesto que visualmente son como las puertas huecas, pero tienen placas metálicas en su interior que le aportan un extra de resistencia. Asimismo, con una buena cerradura y un marco de calidad, podrá convertir cualquier inmueble en un fortín.

Las puertas de seguridad: en los momentos son las más seguras del mercado, son como una versión mejorada de las acorazadas, que tienen además unos cierres virtualmente imposibles de penetrar.

Cómo mejorar la seguridad de cualquier puerta.

Usualmente las personas optan por instalar varias cerraduras, e incluso un par de cerraduras acompañadas por algún cerrojo en su hogar, pero por suerte, han desarrollado un estilo de cerraduras que hacen la vida de los fanáticos de la seguridad mucho más sencilla.

Hablamos de las cerraduras invisibles, las cuales son de fácil instalación y pueden adaptarse a cualquier tipo de puertas, sin importar su estilo. La principal ventaja que ofrecen estas cerraduras es que los ladrones no tendrán ni idea de que está instalada, por lo cual podrían frustrarse en el intento de entrar al inmueble.

¿Cuál cerradura debería instalar?

Siempre intenta buscar la seguridad máxima, sin fijarte mucho en el precio, puesto que tener un buen presupuesto destinado a la seguridad de tu hogar o negocio puede ahorrarte muchísimo dinero en el futuro y también muchos dolores de cabeza.

Intenta instalar siempre, aunque sea, una cerradura con un sistema antibumping, y si se puede, una cerradura más avanzada. Lo mejor que puedes hacer es contratar a un cerrajero que sea profesional y que pueda aconsejarte la cerradura que mejor se ajusta a tus necesidades.

¿Las puertas huecas incrementan el riesgo de robo?

No necesariamente, las posibilidades de que te roben serán las mismas con cualquier tipo de protección que tengas.
Eso sí, las posibilidades de frustrar el intento de robo serán mucho menores si tienes una de estas puertas, aunque no deberías preocuparte tanto. En realidad, deberías distribuir el presupuesto que tengas entre una buena puerta y una buena cerradura, porque de nada sirve contar con una puerta acorazada y no tener sino una cerradura de un cilindro y sin sistema antibumping que pueda ser fácilmente abierta.